The Learning Pit – El pozo del aprendizaje

El Learning Pit o Pozo del aprendizaje busca que los alumnos (de cualquier nivel) salgan de sus zonas de confort, ofrece ayuda en momento de dificultad, explica que la frustración y la confusión son partes normales y necesarias del aprendizaje, y lleva de un aprendizaje superficial a uno profundo.

Numerosos estudios sugieren que los alumnos más exitosos son aquellos que aceptan los desafíos y continúan trabajando en ellos hasta obtener una respuesta. Simplemente se sienten cómodos fuera de su zona de confort, y listos para examinar otras áreas.
Pero este no siempre es el caso: enseñar a los alumnos a transitar los desafíos puede llegar a ser difícil, sobre todo hoy en día cuando la información y las respuestas están al alcance de la mano. Salir de la zona de confort nos hace sentir vulnerables ante la mirada del otro y la propia, con temor de mostrar los errores y las debilidades, sintiendo fracaso y frustración al no encontrar la respuesta rápidamente, y finalmente dándose por vencidos.

cave, pit, waterfall
kids, girl, pencil

Allí es donde el Pozo del aprendizaje entra en juego: estimulando a los alumnos a tomar riesgos, hacer preguntas y probar cosas nuevas que los ayuden a desarrollar sus habilidades y lograr un aprendizaje profundo.

Esta estrategia funciona en colaboración con otros alumnos y con el docente, y muchas veces puede abarcar distintas áreas de aprendizaje. Pero al final, el alumno aprende que cada uno puede tomarse su tiempo en el pozo, cada cual puede tomar distintos caminos para salir de allí, probar distintas herramientas, y llegar a un mismo objetivo.

El pozo del aprendizaje fue descripto por J. Nottingham (2000, 2010, 2017) y se basa en enfrentar a los alumnos a desafíos:

 

1) Concepto: El tema o material con el que los alumnos trabajarán, lo conocen pero no lo entienden profundamente.

En esta etapa, los alumnos están fuera del pozo.

2) Conflicto: Proponer un conflicto cognitivo intencional que creará un cimbronazo de ideas, lo que ayudará a desarrollar una mentalidad en crecimiento.
Aquí los alumnos llegan al fondo del pozo. Algunos pensamientos pueden ser: “No lo entiendo”; “Esto es muy difícil!”; “¡Estoy tan enojado!”; “Esto es imposible”; “¡Necesito ayuda!”; “Estoy triste de no poder lograrlo; “Esto es muy frustrante”.

Cada alumno aprende a aceptar estos pensamientos, como un aparte esencial del crecimiento. puede tomarse el tiempo que crea necesario para estar en el pozo.

3) Construir: Mostrar a los alumnos habilidades, herramientas y métodos para asi revelar el desafío y comprender el concepto.

Esta etapa equivale a comenzar a salir del pozo.

4) Reflexionar: mirar hacia atrás en los pasos que los llevaron a resolver el conflicto y como pueden utilizar los nuevos conocimientos en otras situaciones. lgunos pensamientos pueden ser: “¡Al fin!”; “¡Estoy tan feliz!”; “Me siento muy confiado en mi mismo”; “¡Ahora lo entiendo!”; “Nunca pensé que iba a poder hacerlo”.

Esta etapa corresponde a salir del pozo completamente.

¿Necesitas ayuda?