Fatiga de Zoom

Llega al final del dia y está más agotada/o que durante las clases presenciales. Porqué?
upset, overwhelmed, stress

La fatiga de zoom es una realidad. Según la Universidad de Harvard, la fatiga de zoom se debe a diversas causas:

1) Enfocar la atención en el interlocutor para no perder el hilo es sumamente agotador a nivel neurológico. Más aún cuando en la pantalla aparecen múltiples individuos;

2) Las distracciones del ambiente nos impiden enfocarnos en la actividad: hijos, personas a cargo e incluso mascotas pueden hacer que perdamos la concentración muy fácilmente.

3) El hecho de ser observado y observarse a uno mismo constantemente es incómodo y desgastante.

4) Estar atento no solo al contenido de la comunicación sino al lenguaje no verbal de los interlocutores es sumamente exigente.

 

Esto se ve potenciado en los docentes, que además deben sumar las tareas habituales como  tomar lista, contestar preguntas (muchas de ellas en simultáneo, algunas fuera de tema), explicar un contenido, dar feedback, completar tareas administrativas y contestar correo electrónicos de padres/jefes/coordinadores.

mental health, brain, thinking

¿Cómo atenuarlo?

          No realice múltiples tareas al mismo tiempo, lo que reduce drásticamente la capacidad de atención. Cierre las ventanas extras de su computadora, apague el teléfono, busque un vaso de agua antes de comenzar, organice el material con tiempo.

          Tome descansos: estire los brazos, las piernas y el cuerpo- si son lecciones largas, tomar un descanso de 5min seguramente hará la diferencia tanto en Ud como en los alumnos.  

          Encuentre un lugar tranquilo, en lo posible visualmente relajante, una pared blanca por ejemplo reduce la atención de los interlocutores “curiosos”, y la propia.

          Reduzca el tiempo de las reuniones: Programe reuniones de 25-40min. En reuniones largas intente que utilizar el 70% del tiempo en actividades individuales/grupales, evitando la atención en la pantalla.

          Promueva la apertura de cámaras opcional, por ejemplo al comienzo y final de la clase a modo de saludo, y/o en los momentos en los que se llama a participar. Para muchas personas es sumamente intimidante el sentirse observado constantemente lo que se ve reflejado en una reducción de la participación.

          Respete los silencios, en conversaciones cara a cara no suelen ser tan incómodos como en videoconferencia. De ninguna manera deben pensarse como falta de entusiasmo o conexión.

–    Comprenda a sus alumnos, muchos de ellos han tenido videoconferencias durante todo el día. Pregunte a sus alumnos como se sienten y explore formas de sustituirlas por otras actividades (por ejemplo, murales interactivos). 

computer, female, girl

2 comentarios en “Fatiga de Zoom”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 comentarios en “Fatiga de Zoom”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Necesitas ayuda?